Vivimos la cultura corporativa.

Comprendé porque para nosotros es tan importante la cultura de trabajo y como impacta en todos los que componemos SciData.

Leer la nota

Dejemos de planificar la gran cultura, es la hora de vivirla.

Trabajar en SciData es una cosa maravillosa. Es un lugar donde las ideas fluyen libremente y somos felices, así sea resolviendo problemas complejos o tomando unas cervezas. Todos los días estamos rodeados de gente increíblemente talentosa que trabaja duro y son apasionados por lo que hacen. Nuestra cultura de trabajo es una de las principales razones por las cuales la gente quiere trabajar en SciData, por lo que tenemos muy presente a diario procurar mantenerla en su mejor expresión y alimentarla para contar con los mejores profesionales. Nuestro equipo sin duda recuerda las celebraciones y grandes acontecimientos, pero esos eventos ocasionales no son lo que crean y alimentan nuestra cultura, sino que son las acciones diarias las que conforman los recuerdos y experiencias que permiten lograr crear lazos genuinos y duraderos.
Una gran cultura puede comenzar a crearse en cualquier momento, sólo se debe empezar a vivirla. Acá hay algunas de las consideraciones creadas por quienes conforman SciData que pueden servir de inspiración para la construcción de una gran cultura dentro de tu empresa:



Buscamos personas, no sólo habilidades.

Encontrar a las personas adecuadas para unirse a su equipo es una de las cosas más importantes a considerar al crear una gran cultura de la empresa. No hay chance de poder construir una gran equipo con las personas equivocadas. En las entrevistas charlamos sobre una multitud de factores, pero sin duda alguna que lo mas importante es como conversamos con nuestros futuros compañeros de equipo.
Entre las cuestiones técnicas de las entrevistas y pruebas de habilidades, tenemos conversaciones que nos permiten realmente medir el nivel de entusiasmo y pasión de cada candidato. Después de todo, lo que estamos buscando fuera del aspecto técnico en la que pueden igualarse muchas personas, es gente diferente con la cual hablar de la vida, del diseño, trabajo en equipo y un montón de cosas que hacen a las grandes personas.

Comité de bienvenida y happy hour.

Todas las personas tienen su recibimiento en el equipo con almuerzo de bienvenida. Sin embargo, conseguir a las personas es sólo el comienzo. Hay un proceso de incorporación conjunto que hemos creado para asegurarnos de que cada nuevo integrante se sienta como en casa desde el primer instante en que entran. Es algo más que ser amistosos, se trata de quitar la sensación de ser un extraño.
No hay nada peor que empezar un nuevo trabajo y sentir que la gente está demasiado ocupada para pasar tiempo con uno. Es por eso que desde el primer momento intentamos que interactúen con todas las áreas. Nuestra forma de hacer las cosas es en equipo y que interactúen entre sí es la mejor forma de afrontar los desafíos (esta es nuestra receta).
Estas son cosas que no se pueden aprender a través de un manual o una reunión. En su lugar, se aprenden con la práctica.



El espacio es muy importante.

A menos que sea un zombie con insomnio, uno pasa la mayoría de su día en el trabajo. Sabiendo ésto, es muy importante asegurarnos de que tengan un excelente espacio para trabajar. Acá algunas pequeñas cosas que hicimos para que el espacio sea el mejor para el surgimiento de pensamiento creativo:

Zonas de confort: Tenemos nuestro gran patio de descanso con sillones, la huerta natural y nuestra encargada de seguridad y clima: Pompa! un terrier muy feroz (que por una caricia los deja pasar).
Excelente ventilación: Tener una mala ventilación es malo para la productividad y el estado de ánimo. Nosotros estamos contentos de poder vivir en Buenos Aires, donde mas aprovechamos el gran clima. De cualquier manera, siempre hay que asegurarse de que haya abundante ventilación en cada espacio de trabajo.
Inmejorable iluminación: Para tener grandes iluminados es necesario acompañarlos con una gran iluminación. Por eso contamos en todos nuestros ambientes con una gran iluminación natural, lo que nos permite a demás de trabajar mejor, disfrutar del día.



Cultura abierta.

La cultura crece a partir de algo mas que las ventajas físicas de la oficina. Se trata de ofrecer un ambiente donde todos, desde quien recién ingresa hasta el CEO, puedan interactuar como pares unos con otros. Un ejemplo de ésto es nuestra disposición física en el ambiente de trabajo donde no hay cubículos u oficinas personales.
Todos tenemos espacios amplios y en conjunto, donde se respira el gran clima de trabajo y las charlas son de lo mejor.



Zapatillas cómodas dan grandes resultados.

Para un trabajo relajado hay que vestir acorde y por eso el único requerimiento es vestir como cada uno quiera. La flexibilidad es la unica regla, y aunque para las reuniones con los clientes nos vestimos de traje (y quedamos bastante graciosos) siempre llevamos zapatillas en nuestro interior.



Alentamos el intercambio de ideas.

Para conectar realmente con cada integrante uno tiene que conocer su interior. Android o iOS, Microsoft o Apple, son grandes charlas (que incluso duran horas) y son conversaciones que frecuentemente se escuchan en la oficina. Otros hablan sobre primeras citas, musica griega, hasta de antropología!.
No importa la posición sobre un tema o una conversación, siempre la idea es encontrar a alguien apasionado para hablar con uno. Parte de nuestro proceso de búsqueda y contratación se centra en garantizar que cada persona forme parte de la cultura, y una gran parte de eso es la comprensión de lo bien que encajan en nuestra "familia".
Apoyamos firmemente el derecho de cada integrante a creer en lo que hacen, y vivir sus vidas como quieren.



El humor es fundamental.

El mundo es un lugar muy serio. Trabajamos a diario largas horas resolviendo complejos desafíos para todos nuestros clientes. Dicho esto, la risa y el buen humor es absolutamente escencial para la vitalidad de nuestra cultura. Es refrescante y nos ayuda a ser mas creativos, a afrontar los desafíos con otra cara y ser siempre optimistas.



Todos fuera de la oficina.

Además de tener grandes recuerdos dentro de la oficina, es importante cambiar el escenario algunas veces para poder pasar un momento agradable con todo el equipo fuera del entorno de trabajo. Por ésto los almuerzos, after office y salidas son parte de nuestro calendario.



Las pequeñas cosas son tan importantes como las grandes cosas.

Nuestras alacenas están llenas de comida, té, café y alguna que otra cerveza. Siempre hay algo para poder degustar. Panza llena, corazón contento. Todas estas cosas pueden no ser definitorias, o hacer que la gente deje sus trabajos y venga a trabajar a SciData, pero a veces son las pequeñas cosas que suman para hacer una gran diferencia.



Autonomía crea responsabilidades.

Hay una cantidad increíble de creatividad, iniciativa y e impulso que puede producirse si se promueve más la autonomía y la responsabilidad en su espacio de trabajo. Al permitir que los miembros del equipo participen en gran parte del proceso de toma de decisiones, hacen que se sientan libres, comprometidos y con la posibilidad de ir a toda velocidad por los objetivos.



Desafiar los límites.

Día a día en la oficina se escucha resonar la frase "¿Cómo podemos hacerlo mejor?" muchas veces. Forma parte de un proceso de mejora contínua, en la que permanentemente creemos en que podemos dar más y más. Para desafíar los límites es necesario imaginar que aquellas metas imposibles pueden serlo, y para eso contínuamente alimentamos el alma de cada uno de nosotros, con vitalidad, ejercicios, conferencias y mucho mas!.



Todos juntos.

"Es increible lo que se puede lograr si no le importa quién se lleva el crédito" dijo Harry Truman. No se trata de quien lleva la idea mas brillante a la mesa o pasa la mayor parte del tiempo en el proyecto. La contribución de todos importa y ninguna persona puede tener éxito sin el éxito de todos los demás también.
Para ésto es importante promover un ambiente donde no haya divas o estrellas, sino más bien un único motor para lograr los objetivos, por lo que hay que apoyar a cada uno de los miembros del equipo para que lo hagan mutuamente todo lo que puedan. Nos pasamos mucho tiempo haciendo café, haciendo de soporte técnico, llevando cosas, limpieza, trabajando en estrategias de marketing y desarrollo de productos y técnicamente hablando, ninguna de éstas cosas figuran en nuestra descripción de trabajo. Sin embargo somos felices de hacer todos ellos, porque nos mantiene como la familia que somos y ayuda a nuestro equipo a ser mas fuerte.



En conclusión

La construcción de una cultura necesita de algo más que eventos esporádicos. La creación de una gran cultura significa que cada interacción y conversación que uno tiene con sus compañeros de equipo es original e intencional. No sólo se llega a trabajar juntos, se llega a conocer realmente el uno al otro. Con demasiada frecuencia las personas que trabajan en conjunto son sólo conocidos y no amigos. Estamos trabajando duro para cambiar eso.


¡Muchas gracias por leer!

El gran equipo de SciData